martes, 9 de julio de 2013

de viaje

en aquel momento, en que caía el horizontal cielo sobre mis hombros y el viento me cubría de otoño. decidido pues a caminar, sin rumbo ni maletas, sin tiempo ni documentos, me desprendí de mis deudas y mis harapos, de mis encías y mis raíces, y pude olvidar por un momento que respiraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada