martes, 6 de marzo de 2012

olvido

muchas veces me quedo dormido en el metro, tratando de huir. pero despierto rodeado de gente que no conozco, tampoco me interesa saberlo, no vamos al mismo lugar.
siempre viajo sin maletas. porque nunca se si en realidad volveré.
los recuerdos deben permanecer bajo las costillas, y no dentro de libros viejos.
los libros viejos quedan olvidados al igual que las personas, sólo respiran cuando el viento se cuela por las ventanas.
he aprendido con el tiempo, que las costillas también se quiebran. en el momento en que olvidamos quienes somos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada