jueves, 13 de mayo de 2010

cerebro con mostaza

Olvida, tranquilo, despierta, camina, respira, se detiene. aquel ser que recorre la mente, de algún demente, escaso de ideas, esclavo de su cuerpo.
privilegio de pocos, el huir de los problemas, tomar todo a su manera, pintar de colores aquellas palabras que trae el viento, y que dejan heridas en el cuerpo. como espinas que rozan tu cuello, difícil olvidar el momento, camina lento, otra vez se detiene, habla con un perro, caminan juntos, buscan entre la basura alguna compañía.
pinta con las manos, exagera. delicados matices.
sus piernas caminan sin sentido, él no controla su risa, se burla de la gente, acaricia el pasto, miradas acostumbradas. se pregunta el leyendo, la gente se está yendo ?. no hay respuesta, se desespera y corre, tropieza, no se lamenta, no es primera vez que cae. se limita a escribir en el suelo, algún consuelo, ni siquiera él entiende. sus manos caen y sus ojos deciden no volver a ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada