viernes, 7 de mayo de 2010

sonámbulo

Pisadas vagas, sabores que quedan en los labios de algún solitario esclavo de sabias palabras, encerrado, calmo, esperando el momento para encontrarse con aquel sentimiento del que ya no posee recuerdo, no sabe a lo que se enfrenta. Luego de permanecer ahí sentado, en ese espacio, abrigado por su pasado de risas y llantos. Monotonía espera en la puerta, se asoma a momentos por la ventana para ver si ya se ha ido, pero vuelve a su asiento con la mirada perdida, al darse cuenta que sigue en el mismo lugar que la dejó algún día. Cierra sus ojos .
Un día más de temor reflejado en su rostro, se siente extraño. No reconoce su voz, sus manos ya no responden, la soledad es su única compañía, aunque ésta lo traiciona en ocasiones. Cada momento es insoportable, se refugia en su mente dañada por el tiempo, frágiles voces aún recorren caminos desiertos.
Algo lo observa desde un rincón de la habitación, es su olvidada vida que lo llama a leer algunos capitulos, pero él rechaza la invitación y cubre con pintura esos recuerdos. Como si de alguna forma intentara dejar atrás todo aquello que algún día lo hizo sonreir. Incansable busqueda, que con el paso de los años, se transforma en un constante camino en circulo, donde no llega a ningún lado, ni tampoco recuerda el comienzo de todo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada