jueves, 13 de mayo de 2010

momento

Por momentos pienso en encontrar mi cara con el suelo, el cemento me acompaña, cuantas veces me has visto caminar, he tropezado, he caido, pero siempre me levanto.
Me refugio en algunos vicios, me agrada beber solo en el patio, mirar aquellas paredes que me han visto crecer, y que ahora pintadas me observan, en aquel punto aparte. Ya no hace falta acentuar vivencias, todo forma parte del pasado, escribiendo a contratiempo. Te ofrezco mi mano, miras hacia otro lado, el pasto cada vez es menos verde.
Los años caen sobre mis hombros, decadas, cuento aun con los dedos de los pies, desgastando palabras, confianza, dificil concepto.
Notoriedad al levartarme por las mañanas, nunca he dado la espalda, siempre ofrezco mis brazos abiertos, te escucho tan cercano como un hermano. Duermo entre olvidados prados, apartado, descalzo, converso contigo. con las manos vacias, no tengo nada que ofrecerte, sólo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada